Si hasta hace poco el sentimiento era de miedo y desconcierto, ahora se convierte en ira. Miedo por la salud de los compatriotas que el gobierno de Moreno ha expuesto a riesgos innecesarios, desconcertado por la incapacidad del equipo del gobierno Ecuatoriano para cuidar los ciudadanos en la pandemia. Ira, ahora, por las últimas acciones legislativas propuestas por el gobierno de Lenin Moreno y, lamentablemente, aprobadas por ella Asamblea con la única oposición del grupo de Asambleistas “correistas que, estoy seguro, sufrirán las consecuencias de su oposición.

No hay paz para mis compatriotas. Ya lo he dicho, como mejor he sabido hacerlo, con todo el amor que siento por la Patria Grande, por “el País Verde”: Como si Sars-Cov-2 no fuera suficiente. Como si la masacre causada por la falta de acciones eficacies de las Autoridades para contener la pandemia en Ecuador no fuera suficiente. Como si la confrontación de octubre de 2019 entre el pueblo y un gobierno ahora completamente desprovisto de apoyo popular no fuera suficiente, que viò el ejército y la policía mataron a los ciudadanos indefensos que manifiestaban pacíficamente su disenso.
Ahora viene la ley económica definida como “humanitaria”, propuesta (¿o impuesta? No está claro para mí) por Lenin Moreno.
El parlamento lo aprobó el 15 de mayo con la única oposición de los “correistas” y, ahora, esta en su pleno efecto.

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno

Pero ¿qué pasa con la Ley de apoyo humanitario recién nacida y ya odiada? Simple. Buscar recursos financieros para mantener las finanzas publicas lo más gordas posible para uso y consumo de la oligarquía. Pero veamos qué dice el articulo. 13, que es muy aclarador sobre los propósitos reales de esta ley. Todo el dinero será depositado en una cuenta especial que será administrada por cinco personas de la “sociedad civil” elegidas por el gobierno. ¿Está mas claro el cuadro?

¿Desde cuándo pueden administrar el dinero estatal algunos ciudadanos designados por el gobierno sin un concurso de merito y opposicion, sin tyener un cargo público y quién tendrán que referirse únicamente a las instrucciones del Presidente de la República?

Entre otras cosas, el articulo 14 dice que el dinero “derivado de créditos, donaciones o contribuciones hechas por organizaciones multilaterales de crédito para enfrentar la crisis de Covid” también se depositará en esa cuenta”. ¿Recordamos que en el 2019 Moreno solicitó la intervención del fondo monetario internacional?

¿Desde cuándo los fondos públicos, además prestados del fondo monetario internacional, pueden ser administrados por cinco ciudadanos?
¡Pero lo peor está aún por llegar!

Articulo 16: Los recursos recaudados, también se pueden utilizar para proporcionar ayuda a las empresas y sectores estatales que más han sufrido por la crisis de Covid19, siempre y cuando no despidan a nadie. ¿Un rayo de luz en esta terrible oscuridad?

No, en absoluto, porque las empresas que sufren las consecuencias de la crisis pueden renegociar libremente las condiciones de trabajo contractuales de sus empleados. Los trabajadores tienen la opción de aceptar o renunciar, nada más. Estos “acuerdos” NO PUEDEN ser cuestionados excepto por la existencia de fraude en su formulación.

Serán válidos por dos años y serán renovables por otros dos, preveen hasta 40 horas de trabajo por semana, permitirán la reducción de la jornada laboral de acuerdo con las decisiones del empleador, requerirán que el trabajador disfrute de sus vacaciones cuando el empleador decida, incluso con dos años de anticipación.
¡Para mí, todo esto se llama esclavitud!

Por supuesto, el salario de los trabajadores públicos es, como resultado de la ley de ayuda humanitaria (¡qué ironía en este nombre!) disminuido en un 10%, por supuesto excluyendo a las fuerzas armadas, la policía y los sectores de la salud y la escuela.
Para este último no hay necesidad de disminuir los salarios¡ Moreno acaba de despedir a miles de profesores, médicos, enfermeras y empleados en el sector de la salud! ¡Aquí estan los ahorros para las finanzas publicas!
Ciertamente (¿miedo a las próximas elecciones, Lenin Moreno?) ¡ no falta un parrafo que elimine las contribuciones a la campaña electoral para las elecciones de 2021!

¡No terminó aquí, por supuesto!
El 16 de abril de 2020, se aprobó la nueva ley orgánica para la reorganización de las finanzas públicas.
¿Qué dice esta ley de 133 hojas?¡Hagámoslo corto! Como dice María Paula Romo, ministra del interior del gobierno de Moreno, en Pichincha Comunicaciones, el 21 de mayo, la privatización de las empresas públicas sería el “escenario ideal”.

El 21 de mayo, la Secretaría Anticorrupción fue CERRADA, luego de que los informes de prensa plantearon la duda de que detrás del crimen organizado que controla los hospitales públicos está el ex Presidente Abdalà Bucaram y, casualmente, Jorge Wated, el nuevo director del ‘IESS (Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, el equivalente del INPS italiano que paga los beneficios del Servicio de Salud Pública) “estuvo de acuerdo” con Bucaram desde octubre de 2019.

También el 21 de mayo, María Paula Romo declara públicamente que nunca se ha probado nada contra Abdalà Bucaram. ¿Por qué lo hace? Bucaram ahora es un ciudadano privado, ¿no
Mientras tanto, el ministro de Energía, Renè Ortiz, confirma que la refinería de Esmeraldas será “entregada” a una empresa privada (¡dice “entregada”, no “vendida”! ¿Será un resbalón?) Mientras que la de La Libertad estará totalmente cerrada.
Mientras tanto, la aerolínea TAME de Ecuador entró en liquidación, Correos de l’Ecuador (el equivalente de nuestra Poste Italiane) y Ferrocarriles de l’ecuador (los Ferrovie dello Stato, in Italia) simplemente serán eliminados.

¡Que amargas conclusiones de todo esto!
Diez años de revolución ciudadana, diez años de progreso, diez años de reconstrucción del país, diez años de crecimiento, diez años de obras públicas dignas de los países más ricos del mundo industrializado, diez años de dignidad recuperada para los trabajadores, diez años de crecimiento de la seguridad social, todo esto está desapareciendo!
El gobierno de Lenin Moreno está regalando el país, vendiendo sus recursos más preciados al precio de realización.
Cuidado Lenin Moreno, la historia te juzgará. ¡Nosotros los ecuatorianos no olvidamos!

 

(Foto caricatura ‘L’Argent’ de Franz Kupka para la revista satirica ‘L’Asiette de Buerre’)


Torna alla Home Page di Estreme Conseguenze

Clicca qui per iscriverti al gruppo Whatsapp di Estreme Conseguenze

Clicca qui per iscriverti al canale Telegram di Estreme Conseguenze

Condividi questo articolo:
Giovanni Valentino Barnini, toscano nato a Milano, da quasi 7 anni cittadino Ecuadoriano. Da più lustri di quanti mi piaccia ricordare sono Consulente di Direzione d'azienda e Lead Auditor per sistemi di gestione della qualità, ambientali e etici. Ho avuto la fortuna di poter insegnare in Italia e in Ecuador realizzando cosi un grande sogno, cioè trasmettere un punto di vista sulla realtà. Ho anche un grande difetto. Non riesco a stare fermo, considero il pianeta come la mia casa.

Commenta con Facebook